Seguidores

jueves, 20 de abril de 2017

~Libros leídos en marzo 2017~

¡Holita, amores della mia vita!
En esta ocasión estoy un poco decepcionada, puesto que no he superado los cinco libros leídos (aunque pretendía leer seis o siete) y, salvo una excepción y media, las lecturas rondan el 6,5 - 7 de nota. ¡Esperemos que el próximo mes sea mejor!
Más abajo os encontraréis con pequeñas decepciones, historias brutales que me rompen el alma y el nuevo libro de mi autora favorita, Laura Gallego. Let's go! 


Ya sabéis que Ready Player One fue uno de los mejores libros que leí el año pasado, solo superado por La casa de Hades. Así que cuando descubrí que el autor, Ernest Cline, había sacado otro libro hacía dos años, lo incorporó en seguida a mi lista de lecturas.
Sin embargo, el libro poseía varias críticas negativas, diciendo que no tenía ni punto de comparación con su libro debut, y lamento mucho decir que tenían un poco de razón. Todos los guiños hacia videojuegos o cualquier otra cosa no están tan bien incorporados como Ready Player One, pues no tiene una razón de ser por el que están ahí. Los acontecimientos suceden muy rápido, y las relaciones entre los personajes dan la sensación de ser algo falsas y superficiales. Una pequeña decepción, pero bueno.
Además, el género de invasión de alienígenas nunca me había llamado la atención.


Por el contrario, Diario del búnker resultó ser brutal. De verdad sientes la desesperación de los personajes por estar encerrados. Sufres con ellos, y sientes el temor porque nunca vuelvan a ver la luz del sol. Tiene una narración que me ha encantado, pues sabe muy bien cómo transmitir la evolución psicológica del protagonista durante su cautiverio.
Es una historia dura, dolorosa, no apta para gente que le gusta ver el mundo de color rosa. Un libro digno de ser leído.


Cómo no. Si mi autora favorita sacaba un libro, yo tenía que leerlo.
Además, le había cogido muchísimas ganas pues tenía pinta de ser una historia de lo más interesante, y Laura Gallego no me ha decepcionado para nada.
No es el típico libro que suele escribir, y eso es lo que lo hace especial. Trata temas habituales y cotidianos que siempre están en auge, como el racismo (cómo odio a la madre, por favor), el bullying o las bandas callejeras (incluyendo las drogas, sí, señor). Sufre un periodo en el que la historia decae ligeramente, pero pasa enseguida acabando en un final que te acaba destrozando un poco el corazón. Un muy buen libro, sí, señor.
(Que conste que amo a Rodrigo muy fuertemente. Y a Salima. Y a Tina también. Y a Rodrigo. Viva Rodrigo).


El yaoi me tira, lo reconozco.
Tras la maravillosa lectura de El chico de las Estrellas, me apeteció volver a probar un libro de temática gay, con lo que me incliné por este libro. Sin embargo, me ha dejado con un sabor un tanto agridulce, puesto que en ciertas ocasiones me recordó a una historia dramática en extremo salida de Wattpad. Trata temas delicados a la vez, como el bullying, la violencia doméstica y el cortarse (este último me dio bastantes problemas, ya que me da mucho rollo la sangre y esas situaciones estaban explicadas a más no poder), que acaba en un mejungue que me gustó pero no me enamoró.


En el nombre del viento fue un libro genial, y llevo bastante tiempo con ganas de leer este, que es una narración respecto a la vida diaria de Auri, uno de los personajes que más me gustaron. Sin embargo, no me terminó de enganchar, e incluso estuve tentada de abandonarlo. Me da mucha pena decirlo, puesto que estoy segura que si lo hubiese leído en otro momento me hubiese gustado más, pero creo que dejaré descansar mi mente de Patrick Rothfuss. Esperaré al día lejano que llegue la tercera entrega de la saga (si es que llega algún día).

¡Y se acabó! Podrían haber sido más, pero es lo que tiene haber visto tantos animes; no hay tiempo para todo.
¡Besitos, soñadores!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...