Seguidores

martes, 11 de abril de 2017

~Animes vistos en febrero 2017~

¡Holita, amores della mia vita!
Hoy os traigo la lista de los animes que vi en febrero, con mis respectivas opiniones.
El número de animes sigue reduciéndose por haber aumentado los libros que he estado leyendo, aunque todavía siguen superándolos (Han sido un total de seis. Porquito, la verdad).
Ha sido un mes interesante, con un poco de ecchi, misterio (uno más adictivo que otro), comidas de lo más apetitosas y brujas que dan muchos besos. ¿Os interesa? ¡Pues seguid leyendo!


Entre que me da un hambre terrible cuando lo veo que estoy siempre buscando algo para picotear y que parece que les esté dando algo cuando prueban la comida (como se nota que es ecchi), Shokugeki no souma me ha encantado. Al principio tuve algo re reticencia a la hora de comenzarlo, pues eran 24 capítulos (soy muy vaga en tema de número de capítulos, me gusta acabar un anime en un solo día), me ha encantado todo de esta serie e incluso me han dado ganas de aprender a cocinar. ¡Qué locura! 


Por recomendación de una de mis amigas decidí ver este anime, que no ha sido nada del otro mundo. La típica comedia de un shoujo en mundo de fantasía con cierto toque medieval, que en ese sentido me hacía recordar al que tenía Akatsuki no yona (pero en la trama nada que ver, ¿eh?)... Qué queréis que os diga. Ha pasado por mi vida sin pena ni gloria y no lo recomendaría, pero tampoco lo prohibiría.


Segunda temporada de Shokugeki no souma, que me ha enamorado tanto como lo hizo la primera... pero que se me ha quedado a corta, pues solo tiene 13 capítulos. Tanto me ha gustado que me han dado ganas de leerme el manga, aunque si os soy sincera me gustaría ver solo el anime y no leerlo. Espero que se den prisa porque de verdad me he quedado con muchas ganas. ¡Mi italiano rubito, por favor! (Que en realidad de italiano solo tiene el apellido, pero bueno).


¡Por fin! Tras el paso de tantos meses, por fin decidí ver la segunda temporada de Suzumiya haruhi no yuutsu. Aunque me ha dejado igual que la primera; ni me gustado ni me ha desagradado, y me ha dejado una extraña sensación con su final repentino y abierto. Por lo que he estado investigando ahora me tocaría ver la película, pero... ¿y si dejo otra vez pasar todos esos meses? Ja, ja, probablemente lo  haga.


Tras la pequeña y extraña decepción que resultó el anime anterior, Boku dake ga inai machi vino rompiendo fuerte y enganchándome de una manera que no es normal. Me encantaron sus saltos en el tiempo, el misterio tras de sí (aunque yo lo resolví con bastante facilidad, por primera vez en  mi vida) y aunque el final no fue tan bueno como me hubiese gustado, no puedo dejar de admitir que ha llenado mi corazoncito. ¡Además, incluso lloré! Hacía tiempo que no lloraba, incluso con Death Parade y Charlotte, que solo consiguieron sacarme unas lagrimillas de nada, así que este anime tiene algo que lo hace especial, con lo que ya sabéis qué hacer.


Al igual que con Shokugeki no souma tenía cierta reticencia a ver este anime, aunque en esta ocasión pensaba que iba a resultar un ecchi inconcluso cuya historia era solo una excusa para dar momentos suculentos. Y, sin embargo, me ha gustado bastante. No es una de las siete maravillas del mundo, pero no ha estado nada mal y me he reído un poco. Y, un punto a su favor, la historia acaba bien cerrada, cosa que a veces cuesta encontrar en un tipo de serie como este.

¡Aquí se acaban los animes que vi en febrero! Nada mal, la verdad, nada mal.
¡Besitos, soñadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...