Seguidores

martes, 28 de marzo de 2017

Reseña: Occultic; nine


Mi opinión
¡Holita, amores della mia vita!
Bienvenidos a la reseña de Occultic; nine, un anime tan denso que me ha dejado con la cabeza adolorida. Pero mola, mola mucho.



Yuta Gamon es un estudiante de preparatoria que dirige un blog llamado Descontrol, en el que se dedica a criticar todo lo paranormal. Pronto se ve envuelto en un asesinato cuando va a hablar con uno de sus profesores de universidad para hacerle una entrevista en su blog. Junto a ocho personajes más, durante la serie empezaremos a investigar la muerte de este profesor, uniéndose a la masacre de 256 personajes.
Pronto la serie alcanzará su punto álgido cuando descubrimos algo que jamás nos hubiésemos imaginado, y ya de ahí la serie va a más y a más.


Es difícil explicar la historia de Occultic; nine sin hacer un mísero spoiler, pues la verdadera esencia de los acontecimientos es algo que no se debe desvelar. Sin embargo, lo que si se puede contar es que lo más característico de esta serie es a la extrema velocidad con la que sucede todo.
Y no es un aspecto negativo. Sí que es verdad que te puede abrumar un poco al principio, e incluso yo tuve que dejar la serie a mitad porque ya no podía más con mi cabeza. Tenía que reflexionar sobre lo que estaba ocurriendo y aclarar ideas. Pero la serie sabe llevar bien esa velocidad, sin que sientas que la serie debería ir más lenta. Es la particularidad de Occultic; nine, que sabe como utilizar para hacerse diferenciar.


Los personajes pueden dar para hablar. Me gustó la idea de un protagonista que rechaza el mundo de lo paranormal en una historia de este género. Después estaba el detective, una especie de Sherlock Holmes otaku de lo más peculiar.
El caso es que cada uno de los personajes saben hacerse diferenciar, de manera que aunque no te puedas aprender los nombres, los pueden distinguir incluso a la extrema velocidad. Lo que sí que estaban de más eran los pechos de Narusawa. Quedaban un poco de más en una historia tan seria.
El final me gustó muchísimo, y creo que supieron darle una conclusión bastante buena, de esas que te dejan una espinita en el corazón pero con el que estás contento. Me hubiera gustado un final un pelín más épico, pues entonces la serie hubiese resultado ser la crème de la crème, pero estoy bastante satisfecha.


¿Lo habéis visto?
¿Os gustó?
¿Sabéis qué? El doujinshi yaoi, tío. Eso ya me mató.
¡Besitos, soñadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...