Seguidores

domingo, 26 de marzo de 2017

Reseña: Love live!: School Idol Project


Mi opinión
¡Holita, amores della mia vita!
Bienvenidos a la reseña de Love live! y... ¡Nico, nico, nii!



Estamos en la preparatoria Otonokizaka, en la cual las estudiantes reciben una muy mala noticia: la escuela casi no tiene alumnas, con lo que el próximo curso no permitirá la entrada de nuevas estudiantes de primer año.
Cuando Honoka Kousaka se entera, se echa las manos a la cabeza y decide encontrar un método para reclutar nuevas alumnas. ¿Y sabéis cuál es la idea que se le ocurre? Montar un grupo de idols, tal cual. Así que con sus mejores amigas Kotori y Umi, creará el grupo al que poco a poco se irán uniendo nuevas chicas.
De verdad, se nota que es japonés.


No es que hubiese tenido mucha experiencia con los animes de idols (la única que había tenido era Uta no prince-sama, que más que al tema de idols se dedica sobre todo al harem inverso) pero tampoco es que me llamasen mucho la atención. Pero había una razón por la cual quería ver Love live!, y esta tenía un nombre: Nico.
Porque es que había oído mil y una de veces el ¡Nico, nico, nii! y yo, que siempre me pica la curiosidad, quería ver de dónde provenía.
Pero en sí la serie no tiene mucho más que eso. Un anime de idols, con algún ligero roce muy esporádico entre las integrantes (pero nada amoroso). Yo me sigo preguntando que es lo que le ven a los animes de idols los japoneses.


Pero vayamos al punto del que más me interesa hablaros, que sigue siendo Nico. No me esperaba para nada la personalidad que en verdad tenía este personaje, pues en realidad es todo lo contrario a lo que yo me había imaginado por lo que yo había visto navegando por la red. Sin embargo, sí que comprendo la fama que tiene, porque es un personaje de lo más notorio y te ríes muchísimo con su personalidad.
Des resto, los personajes son más o menos normalillos, cada uno con sus propias peculiaridades para dar juego a la serie y al grupo de idols. Nada destacable.



¿Lo habéis visto?
¿Os gustó?
¿Sabéis qué? Ahora se me ha pegado lo de decir ¡Nico, nico, nii! Como si mis amigos no tuvieran ya suficiente con el Yuuki, aishteru.
¡Besitos, soñadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...