Seguidores

martes, 7 de marzo de 2017

Reseña: Hentai ouji to warawanai neko



Mi opinión
¡Holita, amores della mia vita!

Bienvenidos a la reseña de este anime que es mejor que no os engañeis por su nombre. ¡No, no es hentai! Es ecchi… pero no es hentai. ¡Que no, hombre, que yo no soy ese tipo de persona!


El protagonista de esta historia es Youto Yokodera, que como dice la sinopsis «está más salido que el pico de una mesa» (que fue esta frase la que me hizo tanta gracia y por la que quise ver ese anime). Sin embargo, todo lo que hace este chico es interpretado de la manera más pura e inocente, a pesar de que sus verdaderas intenciones sean de todo menos eso. Está harto de esta situación, pues él lo que quiere es que lo reconozcan como el asombroso pervertido que es, por lo que tras oír una historia, se dirige hasta un gato de piedra que concede deseos.
Por otra parte, Tsukiko Tsutsukakushi (nombre que todavía no consigo saber pronunciar) se siente obligada a transmitir todos sus sentimientos, lo que cree que es por ello que su hermana se ha distanciado de ella. Para cambiar esta situación, también se dirige al gato de piedra, a ver si consigue eliminar esa característica suya que piensa que la hace más infantil.

De esta manera Yokodera y Tsukiko se conocen y, tras ver que sus deseos se hacen realidad, comienzan sus nuevas vidas. Pero quizás nunca se esperaron lo que en verdad podían dar lugar sus deseos.


La verdad es que me apetecía ver este anime porque me hacía mucha gracia su historia, porque era tan absurda que tenía que verla con mis propios ojos, pero su mayor impedimento era el nombre y el hecho que la palabra «hentai» estuviese en ella.
En verdad la traducción del nombre es «El príncipe pervertido y el gato de piedra», con lo que como me apetecía ver algo gracioso dije: Venga, vamos. ¿Por qué no? Y no estuvo tan mal.
Es ecchi, obvio. Pero tiene su gracia. Eso sí, me lo esperaba con mucho más humor.

Porque sí, no me ha hecho reír tanto como a mí me hubiese gustado. En ese sentido ha sido una pequeña decepción, pero tampoco ha resultado una mala serie. No ha estado mal, una serie como otra cualquiera.


Yokodera es todo un personaje: ¿cómo puede haber una persona que quiera ser reconocido como el mayor pervertido que existe? Y no nos olvidemos esa forma de ser innata suya en la que sale con excusas absurdas, incluso llegando a inventarse a un hermano gemelo (y lo peor es que después la chica la cree y se enamora «del hermano»).
No mucho más que deciros, una historia graciosa y para pasar el rato. No ha estado mal.
¿Lo habéis visto?
¿Os gustó?

¿Sabéis qué? Me hace gracia yokodera, que ha conseguido conquistar a una himdere y una kuudere, aunque no tengan nada que ver la una con la otra. ¡Y no nos olvidemos de la hermana!


¡Besitos, soñadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...