Seguidores

miércoles, 15 de marzo de 2017

Reseña: Fairy Tail

Mi opinión
¡Holita, amores della mia vita!
He tardado casi cuatro meses en terminarlo, pero por fin os traigo la reseña de un anime que me propuse ver y que decidí cumplir sí o sí con mi promesa. ¡He aquí la primera temporada de Fairy Tail!



La protagonsita de esta historia es Lucy Hearthfilia, una joven maga cuyo deseo es ingresar a un gremio de magios y, si puede ser, al famoso Fairy Tail. Por casualidad conoce a Natsu Dragneel, otro mago de pelo rosa que, con ayuda de su fiel amigo Happy (un gato azul parlante) busca a su padre Igneel, el dragón que le ensañó magia y que desapareció hace siete años. Debido a ciertos acontecimientos, Lucy descubre que Natsu pertenece a Fairy Tail, y este le invita a formar parte de él. Es así como comienza esta aventura, en la que Lucy, Natsu, Happy y el resto de magos de Fairy Tail se verán involucrados tratando de llegar hasta la meta de Natsu: descubrir la razón de la desaparición de su padre.



No soy especialmente fan de ver series largas, creo que soy demasiado vaga como para encasillarme en ver una. Pero Fairy Tail es el anime favorito de una de mis mejoras amigas, y decidí hacer una excepción. El problema residía en que solo la primera temporada de Fairy Tail poseía 175 capítulos, cifra que se me hacía interminable. De esta manera decidí ver solo de vez en cuando esta serie, con lo que durante casi tres meses no llegué sino al capítulo cuarenta y algo.
Sin embargo, decidí que esto tenía que acabar y decidí que me olvidaría de ver otros animes hasta que terminase por lo menos esta primera temporada. Así no vi sino capítulos de esta serie durante poco más de tres semanas, de manera que por fin la pude acabar.
No es una serie que podamos decir que tiene una historia increíble que te deje sin palabras. Sin embargo, tiene algo que resulta entretenido, no sabría decir el qué.
Y, aunque leía muchas quejas sobre los capítulos "de relleno" entre arco y arco, tengo que decir que eran los episodios que a mí más me gustaban. Me reía muchísimo con ellos, e incluso en algunas ocasiones les ponía más atención a esos que los de los propios arcos.


Fairy Tail está lleno de personajes y personajes, e incluso a medida que vamos avanzando en la historia van apareciendo más y más. Ya mis amigas me han echo varias veces la pregunta: ¿cuál es el personaje que más te gusta? Y yo sigo sin saber qué responder. Podéis ir destacando a Lucy, pues me parece una protagonista un tanto inútil y a pesar de que a medida que pasan los capítulos empieza a hacer algo todavía me parece un personaje que está solo por el fanservice (tema del que hablaré más tarde). Soy muy fan de Juvia, pues me río mucho con ella, aunque puede que no lo suficiente como para ser mi personaje favorito. Y, aunque Gray empezó siendo un personaje que me encantaba,  poco a poco ha ido perdiendo algunos puntos.
Retomando el tema del fanservice, quizás uno de los mayores problemas de Fairy Tail es que está lleno de escenas para atraer espectadores tanto masculinos como femeninos. La abundancia de oppais o la extraña manía de Gray de quitarse la ropa son claros ejemplos.
Pero no por ellos Fairy Tail es una serie que no podamos disfrutar. Quitando esto, resulta ser una historia interesante con sus buenos momentos.


Ya solo nos queda la segunda temporada, que por lo menos son menos capítulos (102). Deseadme suerte, pues tengo intenciones de acabármela cuanto antes, pues el final ha sido demasiado abierto como para pausar la serie.
¿Lo habéis visto?
¿Os gustó?
¿Sabéis qué? ¡Gray-sama!
¡Besitos, soñadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...