Seguidores

viernes, 24 de febrero de 2017

Reseña: Working! 3

Mi opinión
Es posible que contenga spoilers de las temporadas anteriores
¡Holita, amores della mia vita!
Bienvenidos a la reseña de la tercera y última temporada de Working! Y, hacedme caso, decir que es la última me duele mucho.


En esta tercera temporada volvemos a encontrarnos con los raros trabajadores del restaurante familiar Wagnaria y cómo las cosas empiezan a encaminarse al fin. Algunos personajes empiezan a salir de la friendzone, empiezan a existir los reencuentros... Y eso sin dejar de lado el humor que impregna todos los capítulos de Working!
En serio, me da mucha pena que se haya acabado aquí. Esta serie ha cambiado un poco mi perspectiva de los animes de género cosas de la vida/comedia, haciendo que solo de pensar en él me aparece una sonrisa sincera en el rostro.


Pero no porque sea el fin, vamos a ponernos tristes. ¡Porque este anime es el más alegre del mundo, y debo ser digna de reseñarlo como se merece!
Como ya dije antes, las historias que envuelven el anime poco a poco van tomando el rumbo final, y yo no hubiera pedido un desenlace mejor: un capítulo de casi una hora con el que pude despedirme de Wagnaria. Echaré de menos estos alocados personajes.


Lo dije en las reseñas anteriores y lo vuelvo a repetir: los personajes cada vez me gustan más. No puedes evitar encariñarte con ello y reírte de sus tonterías.
También aparece un personaje que siempre me había picado la curiosidad por saber cómo era, y os hablo de ni más ni menos que de la madre de Takanashi. La verdad es que no me esperaba la forma de ser que tenía, pero sin duda alguna se acopla perfectamente a esta serie de personajes sin igual.
Si no lo habéis visto, no sé a qué estáis esperando: los trabajadores de Wagnaria te están esperando.


¿Lo habéis visto?
¿Os gustó?
¿Sabéis qué? Pobre Otoo-san. En serio, es que me daba una penita el pobre hombre.
¡Besitos, soñadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...