Seguidores

martes, 14 de febrero de 2017

Reseña: Shingeki! Kyojin Chuugakkou

Mi opinión
¡Holita, amores della mia vita!
Bienvenidos a la reseña de un anime que llevaba mucho tiempo queriendo verlo, porque es ni más ni menos que una parodia de Shingeki no Kyojin. ¡Shingeki! Kyojin Chuugakkou!


En esta ocasión, el anime coge la historia de SNK y la traslada al instituto Kyojin, cambiándole ciertos aspectos para hacerlo de lo más cómico. Este instituto está formado por la parte de los titanes y la de los humanos. Estos últimos viven con miedo, pues cada vez que los titanes llegan a su lado… se comen sus bentos.
Porque sí, esta vez los titanes no comen humanos, comen bentos (que, por si no lo sabéis, vienen a ser almuerzos). Un día, Eren vio como el titán colosal se comió su bento, que contenía una hamburguesa con queso, la comida favorita de Eren.
Desde entonces, Eren ha jurado vengarse de los titanes, así que con el resto de personajes de Shingeki no Kyojin tendrá que luchar por un mundo en el que se puedan comer sus bentos tranquilamente.

Tuve que retrasar ver este anime pues leí por encima en los comentarios en su momento que tenía spoiler de lo que sería la segunda temporada de SNK. Como me apetecía mucho verlo, pues tenía entendido que esteba coescrito por el propio autor de Shingeki no Kyojin, decidí leer el manga, y tras varias semanas en el proceso por fin me puse al día, y al momento tenía que ver Shingeki! Kyojin Chuugakkou.
¡Y no me ha decepcionado para nada!
Es simplemente maravilloso verlo, pues coge las propias escenas que aparecen en el original, cambiándole un poco el contexto para transformarlo en algo absurdo pero con sentido a la vez. Así que mientras estás viendo la serie, vas diciendo «Oh, esto imita a esta escena» «¡Ahora imita esto!» y es un increíble placer.

Pero tengo que decir que en realidad no vi spoiler en sí en la serie. Sí que es verdad que hay un pequeño detalle que sabiendo lo que sucede después cobra un sentido diferente, pero sin saberlo tampoco te dice nada. Con lo que si no has leído el manga, no te preocupes. Puedes disfrutarlo sin problemas.
Ya os digo, es un gusto verlo. La manera en la que exageran los personajes con sus propios clichés, imitándose a sí mismos hasta un punto tan ilógico pero gracioso… Es simplemente maravilloso.
Es que se me ha hecho demasiado corto. Los capítulos son de unos 17 minutos, y son un total de 12, pero es que yo quería más, porque tiene unos puntazos increíbles. Hacía tiempo que yo no me reía a tan carcajada limpia como lo he hecho con este anime.


Así que, no lo dudes, si te gusta Shingeki no Kyojin, tienes que ver este anime. Es de lo mejorcito que hay.
¿Lo habéis visto?
¿Os gustó?
¿Sabéis qué? No sé si prefiero esta parodia o la de “TITANES SIN HÉRCULES”. Es que esa parodia es genial.
«—Creo que Mikasa está mal.—¿Qué pasa, tiene goteras?—Me refiero a mi hermana.—¿Qué? ¿Qué tu casa es tu hermana? ¿Tu padre se lo montó con un edificio?—JAJAJAJA. No».
Me encanta.
¡Besitos, soñadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...