Seguidores

jueves, 8 de diciembre de 2016

Reseña: Orenchi no Furo Jijou



Mi opinión
¡Holita, amores della mia vita!
Bienvenidos a la reseña de un anime... demasiado raro y random, pero que en cierta manera se hace muy divertido. ¡Orenchi no Furo Jijou



La serie gira alrededor de Tatsumi, un joven de vida normal hasta que encuentra a un chico tirado en la orilla. Él se acerca para ayudarlo si lo necesita, y es entonces cuando descubre que se trata ni más ni menos que de un tritón. Lo lleva a su casa y lo mete en su bañera, para que así el agua lo ayude a recuperarse.
Ese tritón se llama Wakasa, y el problema vendrá cuando no se quiera ir de la bañera de la casa de Tatsumi. A partir de entonces, se darán una gran variedad de escenas cómicas entre este extraño dúo.
Este anime lo encontré buscando unos cuantos para añadir a mi lista, justo en el mismo momento en el que encontré Kamigami no Asobi. Su descripción me parecía tan absurda y extraña que decidí que este anime podía hacerme reír hasta no aguantar. Y era muy cierto.



Dejando de lado que los capítulos no duran más que cuatro minutos, y al ser un total de 13 episodios puedes acabar la serie en menos de una hora, una vez que empiezas no puedes parar.
Lo absurdo que había pensado que podía ser esta serie tenía mucho fundamento: la historia es la cosa más ilógica y disparatada que me he echado a la cara. Pero creo que ese es su mejor punto; al no tener sentido, cualquier cosa puede pasar, haciendo que puedan crear situaciones aún más cómicas.
Si tuviese que poner una pega, es que no me creo mucho la relación entre Tatsumi y Wakasa. No sé, si yo fuera Tatsumi no aceptaría tan de buenas a primeras que un tritón está viviendo en mi casa, y lo mantendría felizmente.


Una cosa que no me esperaba y que creo que le sumó puntos fue que aparecieran más seres que se unieran a la fiesta en la bañera de Tatsumi. El tipo-pulpo, la medusa y el caracol crearon un ambiente más cómico, si eso ya era posible. Y no nos podemos olvidar de la hermanita de Tatsumi, totalmente celosa de Wakasa por poder vivir con él en su casa (aunque sea solo en su bañera, pues no es muy recomendable que salga).
En definitiva, para lo poco que duran los episodios, la historia me ha gustado bastante, y no me importaría que hiciesen una segunda temporada. Pero lo vuelvo a repetir, la palabra que mejor define este anime es absurdo. Qué cosa más disparatada.
¿Lo habéis visto?
¿Os gustó?
¿Sabéis qué? Al parecer, según leí en los comentarios, existe un fuerte shippeo Tatsumi x Wakasa. La verdad, esa pareja no me hace mucha gracia. Yo recuerdo que cuando vi Free! el yaoi se respiraba por todos lados (que no me hubiese importado si hubiera existido, incluso quizás lo hubiera shippeado, la pareja de Rin y Haru o la de Rei y Nagisa; incluso la de Makoto y Haru), pero en este anime no veía tan presente esa esencia. Pero tengo que reconocer que en algún momento sí, je, je.
¡Besitos, soñadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...