Seguidores

martes, 6 de diciembre de 2016

Reseña: Kuroshitsuji II


Mi opinión
Es posible que contenga spoilers de la temporada anterior
¡Holita, amores della mia vita!
¡Bienvenidos a la reseña de la segunda temporada de Kuroshitsuji! Dejadme fangirlear mucho, porque yo no sé por qué no vi esto antes. ¡Es incluso mejor que la primera temporada! ¡Por favor, que muero de tanto fangirlear! 



A ver cómo os explico esto sin haceros ni un mísero spoiler. 
Alois Trancy vive cómodamente con su mayordomo Claude. Alois sufrió un suceso traumático, para después volver acompañado con su fiel mayordomo, así como una vez lo hizo Ciel Phantomhive. Y es que, al igual que Sebastian, Claude es un demonio que ha  hecho un trato con Alois. Junto con el resto de empleados en la mansión de Alois, que son igual de misteriosos que el mayordomo, Alois tan sólo quiere una cosa.
Pero cuando un misterioso hombre llega a su mansión pidiendo refugio con un extraño baúl, todo se volverá terriblemente confuso y adictivo para el espectador.



Os juro que yo no sé por qué no he visto esto antes. Por qué dejé de ver la segunda temporada, pues es incluso mejor que la anterior.
Sí que es verdad que no tienes ni idea de qué está pasando hasta por lo menos el capítulo cinco. Los hechos suceden de manera ilógica para la mente de uno, hasta que todo encaja y te quedas con la boca abierta. En seguida, la historia se vuelve incluso más interesante, haciéndote enmudecer con las vueltas de tuerca de la trama.
Ya os digo, tengo miedo de desvelaros algo, pues yo no sabía mucho de lo que iba a suceder y eso hizo que todo lo que pasaba me resultase toda una novedad. Pero os lo aseguro, merece muchísimo la pena. Si ya desde el primer capítulo estaba chillando y volviéndome una auténtica loca. Era peor que una fangirl de esos cantantes que se ponen de moda.



Tengo que decir que al principio me gustó Alois. Me reí mucho cuando Claude le estaba abrochando la camisa y él se la desabrochó solo para molestarlo. Pero poco a poco la crueldad de Alois fue creciendo, hasta quedarme horrorizada. Era como una mezcla de crueldad interesante para la historia y otra que ya me parecía excesivo.
Eso sí, Claude no le llega ni a los talones a Sebastian. Sebastian solo hay uno.
Por último, tengo que decir que el final fue la guinda del pastel. Esa dulce y perfecta trolleada me dejó sin palabras, haciendo que no pudiera para de reír y... no sé ni lo que estaba haciendo. No es exactamente la misma sensación que experimenté, pero se parecía mucho a lo que sentí cuando acabé Death Note. Y creo que Death Note es el mejor anime que he visto (por mucho que me duela decirlo, pues dejo atrás a otros igual de increíbles).



En fin, me callo para no desvelaros nada, pero es una auténtica maravilla. Si no lo veis, estáis locos de remate. 
¿Lo habéis visto?
¿Os gustó? (¡Por supuestísimo que sí!).
¿Sabéis qué? No estaba de broma cuando dije que estaba fangirleando cuando estaba viendo el primer capítulo. No hacía más que chillar y decirle cosas a los personajes. Mi madre estaba presente, y me miraba con una cara de: "está loca, ¿qué he hecho mal?". Ja, ja.
¡Besitos, soñadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...