Seguidores

martes, 22 de noviembre de 2016

Reseña: Sakurasou no Pet na Kanojo



Mi opinión
¡Holita, amores della mia vita!
Bienvenidos a la reseña de Sakurasou no Pet na Kanojo, un anime con el que no he podido hacer otra cosa que reír (bueno, mentira. También ha habido momentos que casi me han hecho llorar).



Sakurasou es un dormitorio en donde se reúnen una serie de chicos problemáticos del Suimei. El protagonista, Sorata Kanda, está viviendo en esta casa de locos porque los dormitorios regulares no se permiten tener mascotas, y Kanda no hace más que recoger gatos callejeros.
Él tiene un claro objetivo: encontrar cuanto antes dueños para sus gatos e irse de Sakurasou, pero un día llega Mashiro Shina, una nueva residente que es una increíble artista.
El problema es que Shina es un completo desastre: como dicen en el anime, es una genio retrasada. Prácticamente no puede hacer nada por sí sola, y lo único que puede hacer es pintar. Es por ello que deciden encargarle a Kanda la tarea de ocuparse de ella, dando lugar a escenas de lo más singulares. Pero quizás vivir con la perfecta Shina no es tan fácil como parece.


La verdad es que tenía unas ganas terribles de empezar este anime. La animación me encantaba, pues en cierta manera me recordaba a la de No game no life, con esos colores (aunque los colores de No game no life son únicos). Además, parecía ser un anime de lo más gracioso, con el que no podría parar reír. No me equivocaba para nada.
Desde el episodio 1, mis carcajadas podían oírse desde cualquier punto de mi casa. Sí que es verdad que a medida que fue avanzando el anime las bromas se fueron reduciendo, sobre todo en los últimos capítulos.
Pero a pesar de que pueda parecer eso negativo, no lo es para nada. Poco a poco la historia empezó de ser un anime solo de risas y bromas a añadir drama y tristeza, haciendo que el corazón se te encogiese. Además, tampoco se olvidaba de las bromas, con lo que consiguió una unión perfecta entre las dos cosas.


Los personajes me han gustado mucho. La actitud de Mashiro, casi rozando la inocencia, era adorable. Es uno de esos personajes que al verlas no puedes hacer más que sonreír. Por otro lado, Kanda también me ha gustado bastante, aunque el pobre no hacía más que meterse en situaciones absurdas una y otra vez.
Creo que el personaje con el que más me he reído ha sido Misaki. Ella era la que le daba el punto clave a la historia, haciendo que cada vez que aparecía no pudiese hacer otra cosa que reír. Su desparpajo y desvergüenza eran geniales.
Nanami también me gustó mucho, aunque su situación me daba un poco de pena.


En fin, me ha encantado.
¿Lo habéis visto?
¿Os gustó?
¿Soy la única que pensó que Akasaka era una chica? Cuando lo nombraron, supe que era un chico. Después, cuando apareció, me sorprendí muchísimo porque parecía una chica. Y no lo digo por su pelo largo, no: es que tenía rasgos de chica. La forma de la cara y todo parecían indicarlo. Después me volví a dar cuenta que era un chico. Si es que...
¡Besitos, soñadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...