Seguidores

martes, 15 de noviembre de 2016

Reseña: El nombre del viento

Mi opinión
¡Holita, amores della mia vita!
Hoy os traigo un la reseña de un libro que me ha gustado más de lo que me esperaba, incluso a pesar de que he tardado más tiempo del que me hubiera gustado en acabarlo. ¡El nombre del viento, de Patrick Rothfuss!



Nos situamos en una humilde posada en ninguna parte, cuyo propietario es un simple hombre llamado Kote, que, con su ayudante Bast, sirven a los pocos hombres que acuden a Roca de Guía. Pero un día aparece un hombre, llamado Cronista, que descubre el secreto de Kote: él es Kvothe, esa persona que todo el mundo conoce y que la envuelve mil y un misterios.
Ladrón, asesino y músico, el misterio reside en por qué Kvothe ha acabado siendo un sencillo posadero. En este libro, por petición de Cronista, empezaremos a escuchar la historia de su vida, cómo vivió su infancia en una troupe itinerante, más tarde el tiempo que pasó en Tarbean y, por último, su llegada a la universidad.



No tenia para nada pensado empezar a leer este libro. Sí es verdad que tenía pensado leerlo algún día, pues unas amigas mías hablaban muy bien de él e insistían en que debía leerlo, pero su larga duración hacía que no lo tuviera muy presente.
Pero varios sucesos provocaron que prácticamente mis posibilidades de lectura se redujeran a este, y me dije: «Venga, va. ¿Por qué no?».
No os voy a mentir, casi he tardado un mes en terminarlo. Me hubiese gustado leer un libro un poco más corto, pero no por ello no lo he disfrutado. ¡Me ha gustado mucho!
Lo más curioso que tiene esta historia es que cada vez que empiezas a desinteresarte un poco de él, ocurre algo para que no puedas dejarlo de lado. Está escrito de la mejor manera posible para que siempre te acabe apeteciendo leer un capítulo más.
Os pongo un ejemplo: en las últimas cien o doscientas páginas, estaba sucediendo algo que me estaba aburriendo un poco. Pero Rothfuss hizo algo genial: apareció un personaje que hablaba de una manera peculiar que me recordaba un poco al castellano antiguo, y Kvothe le imitó para sonsacarle información, desarrollando una conversación de varias páginas y que hicieron que no pudiese despegar la vista de lo embelesada que estaba.



Respecto a los personajes, el protagonista, Kvothe, me transmite un terrible misterio que hace que quiera saber más y más cosas sobre él. Siendo la historia la narración de su vida, no puedes evitar ver las cosas a través de sus ojos y sentir lo que siente él, cosa que con la manera de escribir de Rothfuss se consigue muy bien.
Uno de los personajes de los que más me hablaban mis amigas era Bast, el ayudante y aprendiz de Kvothe en Roca de Guía. A pesar de no aparecer en demasiadas ocasiones en el libro, en el final de la historia da una vuelta de tuerca que ha provocado que quiera saber muchísimas más cosas sobre él.
Creo que el autor ha conseguido crear una historia muy buena e ambientada en un mundo que parece real, algo muy similar a lo que sentí cuando leí Harry Potter. Es como si de verdad viviese en la Mancomunidad y fuese a estudiar a la universidad con Simmon y Wilem. Estoy deseando comenzar la segunda parte.



¿Lo habéis leído?
¿Os gustó?
¿Sabéis qué? Poco a poco voy entendiendo el shippeo entre Kvothe y Bast. ¡Viva el yaoi, sí, señor! Qué Denna ni que nada, el amor de tu vida es Bast, ja, ja.

¡Besitos, soñadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...