Seguidores

lunes, 31 de octubre de 2016

Especial Halloween 2016

¡Holita, amores della mia vita!
Os confieso que no tenía para nada previsto hacer un especial por Halloween. Yo no soy una persona que le entusiasme mucho esta época; es más, ni siquiera la celebro. Si a caso si hacen cualquier tontería en clase.
Pero me mandaron para lengua hacer una leyenda de misterio para un concurso por esta fiesta y me dije: ¿por qué no utilizarla y enseñárosla? ¡Y aquí estamos!

Ya os digo que yo no estoy para nada relacionada con el tema de leyendas de misterio, y que tampoco tenía mucha idea de qué escribir: prácticamente lo hice sobre la marcha. Pero espero que os guste :D

La mujer de blanco enrojecido
Murmuran los labios entrecerrados cuando los oídos no los oyen que vaga una mujer más hermosa que la luna. Más bella que el sol. Más que ambos astros juntos. Posee un largo y sedoso cabello hecho de hilos de oro y la piel suave como el algodón. Pero sin duda alguna su mayor atributo eran sus ojos, cuyo color nunca puedes determinar, pero que embaucan y embelesan a más de uno. Dicen que al caer el anochecer sale de su escondite, en busca de alguien a quien amar. Su largo vestido blanco roza contra el asfalto, dándole el aspecto de una novia dirigiéndose al altar. 
Pero esta mujer, cuyo nombre es mejor no pronunciar, esconde una maldición: sus ojos, que tanto seducen a mujeres y hombres por igual, solo encuentra almas en pena, cuyos recuerdos suelen querer ahogar. Atraídos por su mirada, caminan detrás de esta mujer, que los lleva hasta su refugio escondido. 
La mujer siempre cree que es la persona de su vida, aquella que le hará olvidar al hombre que una vez amó y que le traicionó. Pero, quizás dirigidos por el alcohol o por la maldad que reside  en nuestro corazón, llegan demasiado lejos. Una caricia, un beso. Pero siempre que la mano llega muy abajo, otra parte de la mujer se rompe como una copa de cristal. 
Desesperada, agarra algo afilado; quizás el trozo de esa copa rota que se esconde en su interior. Susurra palabras de perdón entre llantos desgarradores, mientras clava el arma improvisada en lo más hondo del pecho de su nueva víctima. 
Es después, manchada de rojo, que contempla el cadáver que solo unas horas antes quiso creer que sería su nuevo amor. Y, intentando salvar su horrible alma de sus pecados, hace ascender el cuerpo ensangrentado hasta el cielo junto al sol, salpicando el cielo de escarlata creando lo que los humanos llamamos como amanecer. 
Es por eso que si al caer la noche encuentras a una hermosa dama pasear por la calzada, toma una decisión: huye. Pero si te dejas seducir por la mujer de blanco, recuerda que siempre se mancha de sangre. Que tú tienes la posibilidad de quitarle el cristal de la mano y besarla en los labios. Que tú puedes ser el héroe que ha estado buscando, dejando un reguero de muertos que después llamamos belleza de la naturaleza. 
 ¿Y qué tal? ¿Os ha gustado? Espero que sí :3
Sin más dilación, espero que tengáis un delicioso y zukulemthoso Halloween.
¡Besitos, soñadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...