Seguidores

jueves, 11 de agosto de 2016

Reseña: Susurros

Libro
Título: Susurros
Autor: A.G. Howard
Editorial: Oz Editorial
Libro: 1/3
Colección: Susurros
Formato: Tapa blanda con solapas
Páginas: 416 páginas.



Sinopsis
Alyssa Gardner oye los susurros de los insectos y a las flores. Teme acabar en el psiquiátrico, como su madre. La locura recorre su familia desde su antepasada Alicia, la niña que inspiró el País de las Maravillas de Lewis Carroll. Pero ¿y si los susurros de las flores no son alucinaciones? ¿Y si el País de las Maravillas existe y la está llamando? Alyssa descenderá por la madriguera del conejo hacia un mundo mágico, pero también despiadado. Durante su increíble aventura, tendrá que decidir en quién confiar: en Jeb, su mejor amigo, por el que siempre se ha sentido atraída, o en el fascinante y seductor Morfeo, su guía en el País de las Maravillas y con el que lleva soñando desde que era niña.


Mi opinión
¡Holita, amores della mia vita!
Bienvenidos a una reseña más, aquí, en LibroSoñadores. Hoy vengo a hablaros de Susurros, la primera parte de la trilogía con el mismo nombre, de A. G. Howard.


Alyssa Gardner oye a los insectos y las flores susurrarle, por eso tiene un extraño hobby, atravesarlos con una aguja para así callarlos, y después convertirlo en arte. Quizás es porque teme convertirse en su madre, condenada a vivir en un psiquiátrico.
Alyssa Gardner, descendiente de Alicia, la niña que inspiró el cuento de Alicia en el país de las maravillas, se verá en vuelta en una misión: el País de las Maravillas verdaderamente existe, y acompañado por su amigo Jeb, tendrá que acabar con la maldición que arrastra su familia, siguiendo el camino que le marca Morfeo.
Alyssa Gardner se verá envuelta en una serie de aventuras increíbles tras cruzar la madriguera del conejo, y descubrirá que el País de las Maravillas no era tan dulce y bonito como lo pintó Lewis Carroll.

Tenía muchas ganas de comenzar esta historia, pues le había prestado el libro a una amiga que adora Alicia en el país de las maravillas y no hacía más que fangirlear. Además, había oído hablar muy bien de este libro, sobre todo de los dos protagonistas masculinos, Jeb y Morfeo. Vamos, que todo me decía que tenía que leer este libro.
Pero cuando lo comencé, varios sentimientos se encontraron dentro de mí. Comencé pensando: "la autora tiene una increíble destreza con las palabras" pues me transmitía elegancia y seducción con cada frase que leía.
Después me decepcioné un poco, pues a pesar de aquel primer pensamiento, la historia no me terminaba de llenar. Era como si el libro me tendiera una mano y, cuando estaba a punto de agarrársela, la retirase. Cada vez que leía no podía concentrarme en la lectura, y al final acababa dejándolo tras leer unas míseras veinte páginas.
Fue así hasta que decidí ponerme a ello, fuese como fuese, y terminarme aquel libro ya, pues otros me estaban esperando, y cuando llegaron las últimas cien páginas me acabó por atrapar. Acabé enganchada profundamente, y todo lo que sucedía era una auténtica sorpresa. Y creo que lo mejor que tuvo este libro fue eso, el maravilloso final que me enganchó y la elegancia con la que lo cuenta, pues toda la parte interior me resultó un poco aburrida.
Es decir, que no sé muy bien con qué quedarme, si el libro vale la pena solo por su final o si no sirve por su parte interior.

Por otra parte, aquellos personajes de los que había oído hablar tan bien... Bueno, podría haber sido mejores.
Jeb sí que me calló bastante bien, y aunque había ciertas cosas que no me gustaban de su persona creo que supo mantener un listón bien alto. Pero Morfeo... sí que es verdad que derrochaba sensualidad por todos sus poros y que cada frase que decía era magistral (hay que tener en cuenta que las pocas frases que marqué en el libro eran todas de Morfeo), pero en cierta manera me recordaba demasiado a Patch, de Hush Hush, y yo odio profundamente a Patch. Esa altivez y ese egocentrismo... ¡no lo soporto!
Eso sí, si yo fuera Alyssa les mandaría a los dos a tomar fanta y me iría a hacer lo que me diese la gana. ¡Y punto!
Odiadme, pero no es la primera vez que pienso que un protagonista estaría mejor solo. Lo mismo pensé con Thomas en El Corredor del Laberinto.


¡Y hasta aquí llega la reseña!
¿Lo habéis leído?
¿Os gustó?
¿Vosotros a quién preferís? ¿A Jeb o a Morfeo? Yo si tuviese que elegir forzadamente, elegiría a Jeb, pues como ya he dicho la forma de actuar de Morfeo me recuerda al maldito de Patch, y eso en mi mundo no es algo bueno. Aunque mi amiga obsesionada con Alicia en el país de las maravillas, que se está leyendo el segundo, me ha comentado que en el segundo te dan ganas de matar a Jeb, así que...
¡Besitos, soñadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...