Seguidores

jueves, 16 de abril de 2015

Reseña: En el nombre del padre

Película
Título: En el nombre del padre
Título original: In the name of father
Género: Drama | Biográfica
Dirección: Jim Sheridan
País de Origen: Irlanda
Año: 1993
Duración: 135 min.

Argumento
Belfast, años 70. Gerry (Day-Lewis) es un gamberro que no hace nada de provecho, para disgusto de su padre Giuseppe (Postlethwaite), un hombre tranquilo y educado. Cuando Gerry se enfrenta al IRA, su padre lo manda a Inglaterra. Una vez allí, por caprichos del azar, es acusado de participar en un atentado terrorista y condenado a cadena perpetua con "los cuatro de Guildford". También su padre es arrestado y encarcelado. En prisión Gerry descubre que la aparente fragilidad de su padre esconde en realidad una gran fuerza interior. Con la ayuda de una abogada entregada a la causa (Thompson), Gerry se propone demostrar su inocencia, limpiar el nombre de su padre y hacer pública la verdad sobre uno de los más lamentables errores legales de la historia reciente de Irlanda. 
Mi opinión
¡Holita, amores della mia vita!
Sip, películita al canto. Y es una que vi en clase, concretamente para hacer un trabajo de ciudadanía.
Seh, sé que es algo antigua (de 1993), pero bueno, es una película, al fin y al cabo.
Trata sobre Gerry es un chico que no hace nada y que es un poco... pues callejero. En esa época estaba IRA, un grupo terrorista que quería que Irlanda del Norte dejara de pertenecer a Reino Unido, y que era apoyado por los irlandeses, incluso. Pero Gerry se enfrenta a él y su padre decide mandarlo a Inglaterra, para que haga algo con su vida.
Pero, oh, sorpresa. Allí no hace más que tonterías y termina estando en el lugar y momento equivocado, con lo que lo acusan de terrorista, a sus amigos, ¡y hasta incluso a sus familiares!
Los torturan para que confiesen la verdad, y terminan por haciéndolo (porque lo que le hacían era horrible) y lo encarcelan junto a los demás. E incluso cuando se descubrió que era inocente, la policía siguió manteniéndolo en la cárcel, porque si no tendrían que admitir el error que cometieron al encarcelarlo.
Y así, la historia continua con Gerry en la cárcel y demás, sobre todo con su padre, una relación padre e hijo que empieza mal y termina...
Como nos dijo nuestra profesora mil y una veces, el nombre de la película (en el nombre del padre) no se refiere al "en el nombre del padre, del hijo y del espirito santo, amén". No, sino que se refiere a la relación padre e hijo que se desarrolla a lo largo de la pelícual entre Gerry y su padre, Giuseppe.
Voy a seros sincera. La película no me gustó tanto como la que vimos la otra vez para el anterior trabajo (Billy Elliot, puedes ver la reseña aquí). Pero tengo que reconocer que es una buena historia.
Además, creo que es una historia que verdaderamente pasó. Y, si eso es así, tremenda injusticia. Vaya que la policía británica tiene delito...
Y, aunque no tiene que ver mucho con el argumento de la película, os diré que las preguntas que nos puso la profesora eran súper complicada. Nos preguntaba, por ejemplo, que qué era IRA. Y nosotros: "¡Pues no sabemos! Porque eso no lo decía en la película. Así que nada, vamos a ver a nuestro gran amigo... ¡Wikipedia!".
En definitiva, ha estado bien, aunque tampoco me ha entusiasmado enormemente.
¿Vosotros la habéis visto? ¿No es una grandísima injusticia? ¿Qué tal os cae el padre de Gerry, Giuseppe? A mí bien, no es mala personita, ni tampoco la mejor... Es una persona realista, con sus defectos y demás, y eso hace que me guste.
No sé por qué, pero Giuseppe es un personaje que me llamó la atención. Tonterías mías, je, je.
¡Besitos, soñadores!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...