Seguidores

martes, 10 de febrero de 2015

Reseña: Diario de Nikki 3: Una estrella del pop muy poco brillante

Libro
Título: Diario de Nikki 3: Una estrella del pop muy poco brillante
Autor: Rachel Renée Rusell.
Editorial: Molino
Libro: 3/6 (por ahora, no sé si saldrán más).
Colección: El diario de Nikki.
Formato: Tapa dura.
Páginas: 320 páginas.

Sinopsis
Nikki es una pedorra y nunca dejará de serlo. Desde que ella se ha acercado a Brandom, Mackenzie se porta muchísimo peor con ella. Todo su mundo se desmorona cuando  Mackenzie cuelga en internet un vídeo suyo cantando con su hermanita pequeña, pero eso no será lo peor. Ella solo se encuentra en ese instituto tan lujoso porque su padre le consiguió una beca ya que el es el exterminador del insti pero ella no quiere que nadie se entere. Cuando se desata una plaga en el insti y un director llama desesperado a tu casa para hablar con tu padre ¿qué haces para que no se desmorone lo que te queda de imagen social? fingir que eres el contestador y no contarle nada a tu padre, claro, que después llegan las consecuencias. A los pocos días llega la factura de su matrícula, a la que han quitado la beca y sus padres tardarían años en pagarla pero de repente aparece una posibilidad de salvarse: El concurso de talentos que días antes había rechazado. Los ganadores ganan actuación en televisión, ordenadores, ipads y ¡BECAS! pero  Mackenzie hará todo lo posible para impedir que Nikki gane ¿Conseguirá Nikki ganar el concurso?
Mi opinión
Um... Holap.
Si, no sé cómo saludaros. Mis saludos especiales se están acabando por momentos.
Hoy os traigo otro libro de el Diario de Nikki, en este caso el tercero. Ya sabéis, esos nombres infinitos que son horribles de decirlos cuando hablas.
Sí, porque cuando le dices a alguien que te has leído el libro  no dices ese interminable nombre, sino que dices "Me leí el tercero de el Diario de Nikki". Y lo sabéis *inserte guiño*.
Y, a todo esto, sabéis que viene con este libro, ¿no?
¡Sí, mis amigos, viene la frase maldita!
Os juro que ya odio esa estúpida frase.
A lo mejor no habéis leído mis anteriores reseñas, así que os dejaré saber cual es esta frase que tiene todo mi odio:
"Pero lo dije en el interior de mi cabeza, así que nadie más que yo pudo oírlo"
¡Es horrible! ¡No para de repetirla por todos lados! ¡Y eso, me desquicia!
El libro cuenta el después del segundo, en el que Nikki ve que el colegio empieza a estar invadido por bichos y teme que su padre vaya al colegio. Así que decide decir al director que su padre no puede ir, pero a cambio le retiran la beca...
Y tiene que hacer todo lo posible para que sus padres no se enteren y conseguir el premio del concurso de talentos, que son, ni más ni menos... ¡¡BECAS!!
Como siempre, Mackenzie estará ahí para arruinar todas sus esperanzas. Esa estúpida niñata creída...
Es incluso peor que la frase maldita.
Os dije que en el segundo reducía el número de repeticiones de la frase maldita, pero, a mí gusto, aquí vuelve a aumentar. Cada vez que se repetía, me daba con el libro en la cabeza y gruñía.
Mis compañeros de clase me miraban como si fuera rara.
No, en realidad no lo hacía, pero tenía ganas. No sé, pero odio con toda mi alma esa frase. No quiero verla, ni siquiera una variación de esta.
Y vuelvo con lo mismo. Este libro puede parecer muy infantil y todo lo que vosotros queráis, peor en el fondo es un buen libro. Divertido. Simpático. Cercano.
Todos hemos sentido el odio hacia esa Mackenzie, la guapísima, creída y que va con carita de angelito por la vida, pero en el fondo es un demonio.
Por eso te hace recordar buenos momentos del pasado (bueno, para los que ya tengan vienti-picos o así, yo todavía voy a la ESO), y te hace sonreír.
¿Os lo habéis leído? ¿Cuál es vuestra parte favorita? ¿No tenéis ganas de comeros a Brandon? A mí sí, debe ser un amor, je, je.
Besos a todos, mis amoros soñadores.
PD: Sí, también me quedo sin despedidas *inserte carita triste*.

1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...